no llores

hace un par de semanas estuvo circulando en las redes sociales un video de un grupo scout que por alguna razón le vaciaban refrescos a una pequeña que vulnerable, no tuvo más opción que llorar.

no tengo idea que es estar en el lugar de la niña, no sé quien se le puede ocurrir grabarlo, estoy seguro que quienes llevaron a cabo la “actividad” tienen alguna justificación, alguna de la que he oído pablo (1)más de mil veces: sólo estábamos jugando, es para formar su carácter, así empezamos todos al entrar al grupo, etcétera, etcétera… ningún argumento me convence. no encuentro forma de justificar el abuso colectivo, la humillación como método didáctico.

y este tipo de “recurso” son los que ve la gente, aquellos que sólo necesitan un empujoncito para no participar en actividades recreativas, en campamentos, aquellos que temen enviar a sus hijos a nuestros programas. Y lo peor es que este es un ejemplo de cosas que podrían pasar también en nuestros eventos y con las mismas justificaciones: la novatada, obligar a un campero a aventarse de un columpio que le aterra, “castigar” a alguien sometiéndolo a la humillación pública, las bromas inocentes, etcétera.

pablo (2)yo vi el video y lo único que quería era abrazar a esa niña,
protegerla del refresco, detener al tipo que alentaba al niño titubeante a vaciar la botella en la cabeza de su amiga, mirar al campero a los ojos y decirle “tú eres mejor que esto, tú sabes que esto no esta bien, Dios los ama, a ti y a ella. Él quiere que lo amen y que sean como Cristo y esto, esta supuesta actividad, no va a servirles para eso, no va a servirles para nada”.

creo que es momento de preguntarse ¿las actividades de mi programa obstaculizan o ayudan a que los camperos sean como Jesús?

pablo (3)

gracia+paz

El tema de la convención este 2016 es “Acompañamiento Divino”, tomado de los versículos del libro de Números 10.34-36. Este pasaje nos relata cómo los que una vez fueron esclavos en Egipto, ahora llegan a ser el pueblo de Dios, y Él mismo quiere acompañarlos a la tierra prometida. Tenían dos opciones:  seguir a Dios o perecer. Roy Gane explica que para que Israel sobreviviera como nación, Dios tenía que sacarlo de Egipto o perderían  toda su identidad como pueblo; y;también dirigirlos, pues ellos solos no podrían abrirse paso en Canaán. Después, en el desierto, donde no había agua ni comida suficiente, sólo tenían dos alternativas: confiar en Dios y dejarse guiar por Él o ser aniquilados. Dios anhela guiarnos hacia  una gran aventura. Pero como con los Israelitas, la senda es incierta y lo arriesgamos todo cuando dejamos que nuestro Padre nos vaya mostrando el camino.

Acompáñenos en una aventura asombrosa mientras enfrentamos este maravilloso reto.
image

Para ti, en tu campamento o ministerio, ¿Qué significa arriesgarlo todo por el privilegio del Acompañamiento Divino?*

Salúdame como…

 

pablo

Explica a los camperos que cuando tu digas «mézclense», deberán caminar saludando a todos de alguna forma particular que tú indicarás, hasta que digas «basta» y les des otra forma para saludarse entre ellos, por ejemplo, pídeles que se saluden:

1. Como si fueran grandes amigos que no se ven desde hace años.
2. Como si fueran tu peor enemigo.
3. Como si estuvieran cayendo tras haber saltado en paracaídas.
4. Como si tuvieras muchísimo sueño.

agrupando con cartas

Descripción: Actividad para formar grupos según las necesidades del  facilitador, o sólo por diversión. 

Objetivo: Poner el grupo en el orden correcto según el facilitador indique.

Materiales: Cartas, una carta por cada persona.

Day 8/365 - Lost Love.. (Explored)

Instrucciones:

  1. Dar una carta a cada persona sin que la vea
  2. Ordenarse en grupos basado en el color de las cartas (2 grupos)
  3. Ordenarse en grupos basado en los símbolos. (4 grupos)
  4. Ordenarse en grupos del mismo número (grupos de 4 personas)
  5. Ordenarse en parejas basado en color y número o cara (grupos de 2 personas)
  6. Ordenarse en el orden basado en símbolos y poner el grupo en el orden correcto.

Reglas:

  1. No puedes ver tu carta
  2. No puedes hacer ningún sonido
  3. No puedes usar señas para decir la carta del otro jugador.
  4. Después de cada desafío todos deben cambiar las cartas 3 veces o más sin verlo.

(Michelle Cummings. Playing with a Full Deck: 52 team Activities Using a Deck of Cards. Dubuque: Kendall/Hunt publishing, 2007)